Pulso Petrolero Regional. 30 de noviembre de 2018

El Pulso Petrolero de Crudo Transparente, mide mes a mes la conflictividad social, armada y ambiental asociada a la industria petrolera en Colombia.

Conoce nuestra infografía con los reportes por departamento, para noviembre de 2018. Da clic acá.

 

 

ANÁLISIS

 

En noviembre ocurrieron varios sucesos alrededor de la industria petrolera a diferencia de los tres meses anteriores (agosto, septiembre y octubre) del 2018.  Inicialmente, Ecopetrol anunció resultados positivos en relación a sus temas financieros sobre tercer trimestre de este año; la ganancia neta fue de $8.9 billones siendo la más alta de los últimos cuatro años, además, las ventas durante el mismo periodo fueron de $17,8 billones, 34% más que el 2017.

 

Con esta eficiencia financiera y operacional, la petrolera tiene un buen cierre de año y empieza el 2019 con resultados alentadores para afrontar desafíos como el desabastecimiento energético. Entre tanto, el presidente de la estatal, Felipe Bayón, expuso estos resultados con entusiasmo, además por que coinciden con su primer año de presidencia en la empresa y su labor es mantener esas cifras o aumentarlas para el fortalecimiento de la petrolera en los próximos meses.

 

Por otro lado, en el mes en mención no se registraron protestas o huelgas en contra de la industria petrolera; sin embargo, el aspecto del fracking repercutió latentemente en medios nacionales y locales durante este periodo. En noviembre el Consejo de Estado suspendió temporalmente la regulación existente para yacimientos no convencionales y La Autoridad Nacional De Licencias Ambientales, ANLA negó las licencias ambientales solicitadas por la empresa Conocophillips, en el Valle del Magdalena Medio.

 

La razón de esta decisión se debió a que los estudios del uso de este procedimiento, pueden traer impactos negativos al medio ambiente y la salud humana. Asimismo, el cuerpo colegiado determinó que esta técnica era muy riesgosa, en especial, en zonas de áreas protegidas y ecosistemas.  Revisa nuestro último informe¿En qué va el Fracking en Colombia? Informe 2018

Gremios ambientales y sociedad civil tomaron la noticia con entusiasmo; sin embargo, la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez y el presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, ACP, Francisco José Lloreda tomaron con preocupación la decisión del Consejo ya que para estas entidades el país necesita aumentar su producción y reservas.

 

Desde otra perspectiva, en materia de orden público e ilegalidad se registraron cinco ataques en contra de la infraestructura petrolera en el mismo oleoducto, Caño Limón – Coveñas, en los siguientes departamentos:  Arauca, Boyacá y Norte de Santander. Estos hostigamientos generaron en su mayoría derrames y contaminación en los cuerpos de agua y capa vegetal alrededor de las zonas del tubo y aún las comunidades sufren las consecuencias de estos atentados, ejemplo de esto es que los habitantes de Cubará, Boyacá han denunciado que el pescado de los ríos Cobugón y Róyota sabe a petróleo, tras el ataque.

 

Con respecto a estos cinco ataques la estatal y medios de comunicación no han informado acerca de los presuntos responsables; sin embargo, grupos armados no estatales como el Ejército de Liberación Nacional, ELN, tienen presencia en los sectores mencionados.

 

Vale la pena resaltar, que según Ecopetrol en lo corrido del 2018 se han registrado 84 ataques contra el Caño Limón – Coveñas donde 66 tuvieron lugar en Norte de Santander, 12 en Arauca y seis en Boyacá; asimismo, como se han mencionado en meses anteriores, revisa nuestro pulso octubre 2018:“ http://crudotransparente.com/2018/11/07/pulso-petrolero-regional-31-de-octubre-de-2018/” Ademas, nuestra base de datos no registra la misma cifra mencionada, por el contrario, es un número mucho menor al informado por la estatal. Por tal razón, hacemos un llamado a la empresa a especificar y aclarar estos atentados para tener más claridad al respecto.

 

Por último, en acciones en contra del contrabando de hidrocarburos, en noviembre se incautaron 19.558 galones entre ACPM y gasolina, en los departamentos de Amazonas, Chocó, Cesar, Nariño, Norte de Santander y Vichada. Bajo esta línea, en el mes en mención estructuras criminales dedicadas a este delito en Maicao, Guajira, incineraron un camión de la Policía Nacional con personal dentro adscrito a la Policía Fiscal y Aduanera, Polfa.

 

El análisis anterior se deriva del sistema de alerta de conflictividad social, ilegal y ambiental de Crudo Transparente. A continuación, se mostrará en detalle los sucesos del mes.

 

MEDIO AMBIENTE

 

 

  • Derrame de crudo o gas

 

 

En Tibú, Norte de Santander se produjo una emergencia ambiental debido al rebosamiento de una piscina de crudo hurtado. La estatal petrolera informó que el fluido era almacenado ilícitamente por grupos armados no estatales para el procesamiento de base de coca.

 

El crudo se rebasó por las fuertes lluvias del sector y terminó por caer al río Tibú que nutre la bocatoma del acueducto del municipio y la región del Catatumbo. Las autoridades locales cerraron la bocatoma para evitar cualquier incidente en la comunidad.

 

Mientras tanto la petrolera instaló unas barreras de contención en la zona rural del municipio, para detener la mancha de petróleo sobre el afluente; asimismo, Ecopetrol sobrevoló la zona afectada para verificar los daños causado por el hecho.

 

 

  • Afloramiento

 

 

En el mes en mención se presentaron dos afloramientos que tuvieron lugar en Santander en diferentes municipios:

 

El primero de ellos sucedió en la vereda Campo 5 en el corregimiento El Centro, en Barrancabermeja. Los habitantes del sector anunciaron la presencia de crudo en varias viviendas, debido a un tubo madre que suministra petróleo desde el Campo La Cira Infantas, según el representante del grupo estudios ambientales del Magdalena Medio, Oscar Sampayo, la infraestructura del sector estaba obsoleta por esa razón se presenta esa clase de emergencias; sin embargo, la petrolera indicó que el oleoducto que pasa de El Centro a la refinería de Barrancabermeja se encuentra una vivienda que fue construida de manera irregular y esto genera corrosión externa, daños a la infraestructura y afectaciones a la población aledaña.

 

De igual manera, la petrolera indicó que se trasladó con el Consejo Municipal de Riesgo e hizo la solicitud a las familias para permitir el ingreso y reparar las cuadrillas donde se encuentra el afloramiento; no obstante, los pobladores no permitieron la entrada para las labores de limpieza y reubicación.

 

El segundo hecho tuvo lugar en las veredas de Carmen de Chucurí en el pozo San Luis 1. Según los habitantes de la zona existe un manadero de hidrocarburos abandonado que está afectando a los pobladores; sin embargo, la petrolera asegura que es un afloramiento natural de petróleo.

 

Los campesinos del sector informaron a medios nacionales que la causa del afloramiento es por la antigüedad del pozo o posiblemente su mal sellamiento. asimismo, notificaron que el pozo no tiene una válvula cabezal y no tiene tapones de cemento para frenar el hidrocarburo.

 

Entre tanto los habitantes afectados le piden a Ecopetrol verificar la zona contaminada ya que a 20 metros está el río Cascajal y el crudo puede llegar a este cuerpo de agua fácilmente; igualmente, alrededor del manadero está cerca de un colegio donde los niños beben agua del afluente mencionado.

 

ORDEN PÚBLICO E ILEGALIDAD

 

 

  • Ataque

 

 

El primer ataque del mes en mención tuvo lugar en el oleoducto Caño Limón- Coveñas, en la vereda Cañaguata, Cubará, Boyacá. En la zona rural se registró una explosión producto de una carga explosiva que ocasionó un incendio de grandes proporciones y un derrame sobre la capa vegetal del municipio.

 

Ecopetrol y el Ejército Nacional hicieron presencia en la zona afectada. Igualmente, la compañía activó su plan de contingencia para la reparación y limpieza del ecosistema contaminado. Hasta el momento no se conoce los responsables del hostigamiento, pero el principal sospechoso es el ELN por su presencia en la zona.  

 

El segundo ataque se registró en el mismo oleoducto en la vereda Cedeño, corregimiento Gibraltar, Toledo, Norte de Santander. El atentado produjo una rotura de la infraestructura con un derrame de crudo en la capa vegetal y en la vía Soberanía.

 

El ataque fue notificado a la petrolera que inmediatamente activó su plan de contingencia a través de la instalación de barreras de protección con el objetivo de evitar contaminación en los ríos Cubugón y Arauca. Igualmente, la estatal y el Consejo Municipal de Toledo le solicitaron a la comunidad no encender cigarrillos y quemar basuras en el lugar, y solicitó tener precaución a conductores y peatones que transiten en la vía, debido al hidrocarburo derramado.

 

Al igual que el hostigamiento anterior no se identificó los autores responsables del atentado; sin embargo, las autoridades informaron que en la zona del ataque igualmente ejerce presencia el ELN.

 

El tercer y cuarto hecho tuvo lugar en Arauca. El primero de ellos fue en Saravena específicamente en la isla Bojada. Ecopetrol tras el suceso activó su plan de contingencia para evitar que la mancha llegará al río Arauca; sin embargo, tras el atentado se produjo contaminación en el canal de agua del sector y los afluentes Caño Negro, quebrada La Pava y los ríos Madre y vieja y Banadía. El segundo hostigamiento se registró en la Vereda Paujila en el mismo municipio, donde se notificó una abolladura del oleoducto, sin escape de crudo.

 

Por último, finalizando el mes se notificó nuevamente un hecho parecido en la vereda Cañaguata, zona rural de Cubará, Boyacá. Esta vez la caída de petróleo tuvo lugar en la quebrada La Gaitana y en los ríos Róyota y Arauca.

 

Al igual que los demás hostigamientos, Ecopetrol activó su plan de contingencia con 80 funcionarios, la instalación de cuatro puntos de control y protección de la bocatoma del acueducto del municipio.  Igualmente, las autoridades municipales y la estatal no informaron acerca de los responsables del atentado.

 

 

  • Instalación de Válvulas Clandestinas

 

 

En el sector Finaría, Tibú, Norte de Santander el Ejercito Nacional ubicó una válvula clandestina junto con 50 metros de manguera. Según las autoridades la instalación ilegal era empleada para hurtar de manera artesanal el crudo y posteriormente venderlo ilegalmente en las vías del departamento.

 

 

  • Contrabando

 

 

En relación a las acciones de contrabando, en los siguientes departamentos se adelantaron labores en contra de esta actividad ilícita en noviembre:

 

Iniciando el mes en el área municipalizada de Tarapacá, Leticia, Amazonas, el Ejército Nacional incautó 470 galones de ACPM y 310 galones de gasolina que serían utilizadas para minería ilegal. El crudo incautado tenía un valor aproximado de 12 millones de pesos y fue puesto a disposición de la autoridad competente del departamento.

 

En Norte de Santander se decomisaron en total 1.393 galones de hidrocarburo de la siguiente forma: en Villa del Rosario, se incautaron 191 galones de gasolina y 213 galones de ACPM. Siguiendo con esta línea, en la vía Sardinata, Cúcuta se aprehendieron 80 galones de gasolina y 210 galones de ACPM. Por último, el Ejército Nacional en los corregimientos Juan Frío y San Faustino, Villa del Rosario decomisaron 510 galones de combustible y 189 galones de ACPM.

 

De esta manera, en Aguachica, Cesar, La Policía Nacional aprehendió 8.000 galones de gasolina tipo ACPM de procedencia extranjera avaluados en 55’000.000 de pesos que era transportada en un vehículo al sur del departamento.

 

Desde otro ámbito, en Chocó la fuerza pública del departamento a través de una operación fluvial en el río Atrato decomisó 7.470 galones de ACPM, perteneciente al ELN. El combustible estaba avaluado en más de 70’000.000 de pesos y según las autoridades el crudo pretendía ser utilizado para realizar explotación ilícita en yacimientos mineros.

 

En Nariño se aprehendieron en total: 1.717 galones de combustible entre gasolina, ACMP y acetona. La primera incautación tuvo lugar en Tumaco, donde la Armada Nacional decomisó 1.100 galones de acetona y 267 galones de gasolina de procedencia extranjera. En Ipiales La Fiscalía y La Policía Fiscal y Aduanera allanaron 350 galones de ACPM en una residencia del municipio.

 

Finalmente, en Puerto Carreño, Vichada, en una operación fluvial las Fuerzas Militares y la Policía Nacional decomisaron 198 galones de gasolina de procedencia extranjera avaluados en 1’782.000 pesos. Según las autoridades el hidrocarburo pretendía ser distribuido en el departamento de manera ilegal.